23 octubre 2016

Recomendaciones para aplicar a una Logia por Internet

 Por Iván Herrera Michel 

En los países que no han sufrido una interrupción abrupta de su historia Masónica el padrinazgo a los candidatos se ha mantenido en buena medida, aunque va in crescendo el número de aspirantes que tocan el Pórtico por Internet o envían un correo electrónico expresando su deseo de formar parte de la Orden.   


Como se me está volviendo frecuente recibir y redireccionar estas solicitudes y en mi Taller ya comenzaron a Iniciarse quienes así se aproximan, quiero aprovechar la oportunidad que me brinda una persona que me lo pregunta, para públicamente hacer algunas recomendaciones dirigidas a facilitar su proceso de admisión.

Lo primero que debemos advertir es que este primer correo representa todo lo que se conoce del interesado por lo que es importante que transmita una visión clara. Una solicitud por correo electrónico observa similares reglas a una hecha por correo postal.

¿A QUIÉN DIRIGIRSE?

Sin importar si es mujer, negro, homosexual, minusválido, ateo, anciano o comunista (o todo lo anterior) o cristiano, musulmán, budista, agnóstico, etc., usted puede iniciarse en una Logia Masónica. Aléjese de los clichés que el detalle está en tocar la puerta correcta. Como dijo el Masón Goethe: "No todos los caminos son para todos los caminantes".

Si no conoce a nadie que sea Masón o Masona, o el que conocía ya no está disponible o en su Logia no se admite a alguien como usted, no se desanime porque la Masonería cuenta en internet con múltiples sitios a los que dirigirse. Unos ofrecen un formulario, otros poseen un campo para consignar sus datos, los más tienen una dirección electrónica, brindan un documento descargable o incluyen un mapa en donde localizar Logias cercanas.

Hasta ahí todo parece fácil, pero hay algunas cosas del planeta Masónico que usted debe saber antes de iniciarse. Por ejemplo, que existen muchas clases de Masonería sin contar las piratas y las que están diseñadas por personas inescrupulosas que solo buscan su dinero. Para mí es claro que usted debe superar el examen que le hagan para ingresar a la Orden, pero también lo es que sus interlocutores deben aprobar el que usted les haga para formar parte de ellos.  
  
Hay Masonerías solo para cristianos, otras para varones o mujeres exclusivamente, unas más son mixtas. Algunas cuentan con una orientación sociopolítica determinada, otras son de perfil ocultista, religioso, laico o librepensador. O no aceptan negros, o no aceptan negros ni mujeres, o no reciben homosexuales, o aceptan negros, pero no homosexuales, o aceptan homosexuales, pero no negros, o no aceptan mujeres, pero si homosexuales, o aceptan mujeres, pero no homosexuales, o no aceptan blancos, o los admiten a todos, o son de militares, o están constituida por médicos, etc. Hay una variedad que debe considerar seriamente, puesto que de eso depende su inserción en la Orden y el evitarse futuras incomodidades.

Mi consejo es que a la luz de sus propias expectativas lea despacio la información que muestran los sitios web de la Masonería, porque tienen la ventaja de estar diseñados para puntualizar estilos, especificidades y modalidades. Luego elija el de su gusto y proceda en consideración.

EL PRIMER CONTACTO

Sobra advertir que es importante que su solicitud no contenga errores ortográficos, no sea demasiada extensa y que el nombre de la dirección de la que provenga transmita seriedad. No son de buen recibo nicks del estilo de morenitosexi@..., sigosiendoelrey@..., tuchucky@..., michaeljackson82@..., elsietemujeres@..., alcapone53@..., pokemon75@..., tellegolahora@..., ariopuro@... Además, ayudaría que se indique en forma breve porqué le interesa ser Masón y que espera de ello. No es necesaria una foto en principio.

En cambio, sí es útil aportar claramente su nombre, correo electrónico, ciudad en donde vive, ojalá su teléfono de contacto, dirección de domicilio y algún otro dato que permita que quien responda pueda orientarlo de la mejor manera hacia una Logia que a usted le sea de fácil acceso para que continúe el trámite. Facilítele el trabajo.

LA INVESTIGACIÓN

Surtido lo anterior, podemos hablar que en términos prácticos ya su aplicación está preliminarmente presentada y tras un primer estudio con resultado favorable se procede a nombrar dos o tres de sus miembros para que lo contacten y rindan un informe individual.

Cada Logia posee unas reglas propias, pero lo generalmente aceptado es que ninguno de los entrevistadores sepa quién es el otro. Tampoco deben discutir sus impresiones entre sí. Las citas pueden ser en su hogar o en algún otro sitio a convenir de común acuerdo.

En este encuentro, simple y llanamente sea honesto. Las mentiras y medias verdades terminan descubriéndose y nunca caen bien. Para ser Masón o Masona no hay que haber tenido una vida extraordinaria. No se requiere ser millonario, haber subido el Everest, descubierto la cura del cáncer, pisado la luna, tener un doctorado en ciencias políticas, correr los 100 metros planos en 10 segundos, ser el alcalde municipal o formar parte de la élite intelectual de la ciudad.

Pero si alguna de estas cosas forma parte de su biografía personal, no se muestre vanidoso con ellas porque si tocó el pórtico de una Masonería que se respeta a sí misma, es lo que menos le interesa y lo primero que le dirán es que las dejé fuera de la Logia. El 99.9% de los Masones son personas normales que nunca han hecho ni van a hacer algo parecido.

EL RESULTADO

No hay un patrón universal acerca de cuándo, dónde y cómo comunica una Logia el resultado final de un pedido de admisión, y el tiempo que se toma para hacerlo suele variar en virtud de circunstancias internas que no necesariamente tienen que ver con su solicitud.

Sea paciente, que como bien dijo Marilyn Monroe: “Vale la pena esperar, lo que vale la pena poseer”.

Buena suerte.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

NORMAS DE USO EN LOS COMENTARIOS

Los comentarios están abiertos a todo los lectores, no tienen moderación previa. No obstante en el caso de "anónimos" es aconsejable utilizar un seudónimo identificativo con fin de facilitar el diálogo y las respuestas personalizadas entre usuarios.

No se permite el uso de descalificaciones, insultos o improperios contra personas o instituciones. De producirse, EL MASÓN APRENDIZ se reserva el derecho a eliminarlos y, en su caso, dar razón del hecho.

EL MASÓN APRENDIZ busca con ello facilitar el contraste de puntos de vista diversos con el fin del enriquecimiento mutuo, sin ánimo de imponer opinión, posición o conclusión. Tal como acostumbramos a hacer los masones en nuestras Tenidas.

EL MASÓN APRENDIZ pretende hacer accesible las formas masónicas a todos sus lectores, sean o no masones.

Gracias por visitarnos.

Related Posts with Thumbnails