31 enero 2016

Entrevista a Pedro Ugalde Bruzzoni, Maestro Masón

En eso que llamamos “la Redacción de El Masón Aprendiz” cuyos bienes de producción estriban en dos ordenadores (PC) personales y  multiuso… y ya con una edad informática algo avanzada… así como un par de teléfonos-móvil de igual condición, hace algunas semanas nos enteramos, por casualidad, de que tal día como hoy,  iba a ser aniversario de la Iniciación del Hermano Pedro Ugalde Bruzzoni y decidimos, por ello, solicitarle una entrevista… a lo que no puso objeción.

Nos cuenta Pedro; que  nació en Uruguay hace 69 años y que desde 1982 vive en España, a la que llegó junto a su esposa y dos hijos de muy corta edad; que en los últimos meses de 1990 tuvo su primer contacto con la Masonería Española y que el 31 de enero de 1991 (hoy hace 25 años) fue iniciado Masón en la Logia Minerva Lleialtad nº 1 de la Gran Logia Simbólica Española.

E.M.A. - ¿Por qué Masón?

P.U. - Ya prácticamente desde mis primeros cursos escolares, oí hablar de la Masonería. En la evolución histórica de Uruguay es de mención constante, sobre todo en el Siglo XIX,  y esto no se esconde a nadie, Garibaldi, Fructuoso Ribera, Lavalleja, Larrañaga, Oribe, Tabaré Vázquez, actual presidente, así como nueve anteriores también lo fueron. Hoy en día hay unos 6.000 masones en Uruguay que, para sus tres millones y medio de habitantes representa un porcentaje elevado. Se puede decir que en la conformación del país a lo largo de su corta historia, estuvo y está influida fuertemente por los ideales y métodos masónicos; igualmente ocurre en la mayoría de los países del Continente Americano, norte, centro y sur, así en sus grandes ciudades … y en las no tan grandes, acostumbran a existir monumentos dedicados a la Masonería, también los servicios de correo nacionales han editado y puesto en circulación sellos conmemorativos de fechas alusivas a personas  y a hechos relacionados con Ella.

Es fácil descubrir el pasado Masónico de Montevideo hojeando su callejero, o acceder a su presente, mediante la estadística donde se refleja un crecimiento exponencial de la Masonería Universal en Uruguay…  y encontrarla en colaboraciones en educación y salud pública, donde nunca es demasiado lo que se aporta.  Los ideales de laicidad, igualdad, fraternidad y sobre todo libertad, promulgados por la Masonería son inherentes a la idiosincrasia de las gentes del “pequeño paisito” al que así llamamos con cariño; estos ideales nos han hecho concientes de la fuerza de un pueblo orgulloso y a la vez sencillo y sin pedantería  pero conciente de que en épocas pasadas ha sido faro para otras naciones.

La enseñanza desde los orígenes de la República es Gratuita, Obligatoria y Laica, siendo siempre estas las premisas las imperantes por encima de puestas al día, necesarias e ineludibles en un tema tan fundamental.

Resumiendo: Sé de la Masonería desde mi infancia… y siempre me produjo una mezcla de curiosidad y admiración.

E.M.A. - ¿Por qué esperaste a vivir en España para solicitar tu entrada en la Orden?

P.U. - En Uruguay conocí a Masones, allí incluso eran públicas las direcciones de sus locales de reunión; unos meses antes de mi venida a España un amigo me convenció de pedir el ingreso y así lo hice, pero el proceso ineludible para llegar al fin, en mi caso era imposible, pues ya estaba planificado y cerrado mi viaje a España y el tiempo no alcanzaba, ello hizo  que no pudiera ser iniciado allí. Mis primeros años en Barcelona estuvieron dedicados a la adaptación familiar al nuevo entorno, residencia, trabajo, escolarización de los niños y un largo etc., una vez todo ello regularizado, empecé a tomar conciencia de que la Masonería, en mi nueva ciudad, no estaba por ninguna parte… o yo no había sabido encontrarla; conocía de la prohibición franquista pero el dictador llevaba muerto más de doce años, pregunté a conocidos y nadie supo darme razón. Cierto día en el escaparate de una librería importante de Barcelona apareció un libro, “La Masonería que vuelve” de Ángel María de Lera, este y otro título era todo el fondo de la librería sobre el tema, los compré ambos y los leí, pero no indicaban dirección alguna donde dirigirme. En el último trimestre de 1990,  editó el diario El País, una entrevista realizada a un Masón, tampoco especificaba direcciones ni teléfonos pero se refería a la Masonería adogmática que precisamente era la que suscitaba mi interés, me puse en contacto con la redacción del diario y expuse mi caso, tomaron nota de mi solicitud y a los pocos días me telefonearon y me facilitaron referencias del personaje entrevistado así como su número telefónico. ¡Ahí empezó todo!... quiero reconocer el apoyo y aliento que me dio siempre mi esposa… y así fui cumpliendo con los requerimientos que la Masonería tiene para cualquiera de sus postulantes… y el 31 de enero de 1991 fui iniciado en Ella.

E.M.A. - Háblanos de tu Iniciación.

P.U. - En el segundo libro al que antes me he referido y cuyo título ya tengo olvidado, en uno de sus capítulos trata sobre la Iniciación Masónica, narrándola como un acto lúgubre y casi terrorífico; intuía que no era así pero aquel texto logró crearme cierta intranquilidad.

Verdaderamente la Iniciación en Masonería es uno de sus símbolos más representativos donde todos los componentes de una Logia, trabajan al unísono para dar entrada a un nuevo miembro a través de un acto aleccionador, emotivo y sumamente cordial.

Sin duda, la Iniciación, es el momento más importante en la vida masónica de cada uno de nosotros, el desconocimiento previo de su proceso es fundamental para potenciar las emociones, que en mi caso se han hecho inolvidables….Y no voy a decir más por aquello de la discreción y para preservar el factor sorpresa.

E.M.A. - En estos 25 años, ¿has presenciado cambios en La Gran Logia Simbólica Española?

P.U. - La Obediencia ha evolucionado y no me refiero al crecimiento en número de Logias y de miembros que ha sido importante, sino en su forma y estructura. Cuando fui iniciado en la Logia Minerva Lleialtat quedé integrado en una Obediencia de tilde liberal-adogmático, la Gran Logia Simbólica Española que en aquel entonces estaba compuesta por 10 u 11 logias y cuyo número total de miembros no llegaba a 250, todos varones que trabajaban bajo un único Rito, el Escocés Antiguo y Aceptado pues esta era la única Patente de Rito en disposición de “La Simbólica”.

Poco tiempo después de mi ingreso, mi Logia (Minerva Lleialtat) propuso a la Obediencia  su conversión en mixta y así tras una votación con resultado mayoritario en la Asamblea General de la Obediencia celebrada en junio de 1992 en Barcelona, la Simbólica abrió sus puertas a la mujer; la primera Iniciación femenina fue realizada por la Logia Justicia nº 7 sobre la persona de la Sra. Josefina Saló, una mujer casi octogenaria con antepasados Masones que pasó a ser la Hermana Pepita según se la conoció cariñosamente, con ella la Obediencia se inició en la mixticidad, aunque desde siempre había reconocido el derecho femenino de pertenencia a la Masonería.

En 1991 la Logia Hermes Tolerancia nº 8 con sede en Madrid, que trabajaba en Rito Escocés Antiguo y Aceptado decidió abandonarlo y pasar a Rito Francés; en 1992 la Obediencia obtiene la patente de este Rito del Gran Oriente de Francia y un año después la del Rito Nacional Mexicano. 

El 2000 fue año de elecciones a Gran Maestre para la Gran Logia Simbólica Española y por primera vez en la Historia de la Masonería Española, una mujer postula al cargo. El escrutinio de la votación le da mayoría absoluta, es investida y comienza a dirigir la Obediencia la Hermana Ascensión Tejerina que durante dos legislaturas (máximo reglamentado) se mantendrá en el cargo y con la que tuve el honor de cooperar como Gran Consejero. Hoy estamos en la segunda legislatura de otra mujer, la Hermana Nieves Bayo; asimismo muchas Logias tienen o han tenido a mujeres como Venerables Maestras.

Otros acontecimientos importantes como el ingreso en Organismos Internacionales, los Tratados de Amistad y Mutuo Reconocimiento firmados con un elevado número de Obediencias de todo el mundo y las trascendentales con el Supremo Consejo Masónico de España y con el Gran Capítulo General de España se han sucedido en estos 25 años.    A mi modo de entender, la mixticidad y la pluralidad y plenitud de Ritos, dieron la mayoría de edad a la Gran Logia Simbólica Española… y celebro haberlo vivido desde sus inicios.

E.M.A. - ¿Cual ha sido tu trayectoria en la Masonería?

P.U. - Lo que podría ser mi ficha masónica ya la he empezado a desarrollar en la entrevista. En la Logia Minerva Lleialtat obtuve los tres grados de la Masonería Universal o Simbólica  (Aprendiz, Compañero y Maestro)… y en esta Logia ejercí los oficios de Guarda Templo, Maestro de Ceremonias y Orador.

En 1998, 9 Maestros Masones, procedentes de la Logia Minerva Lleialtat, fundamos la Logia Descartes que “Levantó Columnas” (acto de inicio de actividades de una logia) el 22 de Junio del mismo año bajo el auspicio de la Gran Logia Simbólica Española de la que pasó a ser la Logia número 35. La ilusión  de los fundadores en definir más claramente nuestros posicionamientos sentimentales mediante el Ritual Masónico así como el deseo de dar a la Simbólica una nueva Logia, nos dio fuerzas para superar los obstáculos obvios de todo inicio; es digno de mención el aliento y colaboración recibidos de Hermanos e Instituciones de la Obediencia. Descartes nº 35 ha sido la segunda Logia de la Simbólica en adoptar el Rito Francés.

Por decisión de sus fundadores, Descartes nº 35 trabaja bajo un rito enteramente laico y humanista, sin mención de nada sagrado ni bélico, porque consideramos fundamental no mezclar dogmatismo con Laicidad (en mayúscula) en nuestra herramienta de trabajo, quedando así el entorno de nuestro Taller adaptado a nuestras sensibilidades. De Rito Francés existen diferentes versiones nacidas en el Gran Oriente de Francia y todas y cada una… es Rito Francés, la Logia Descartes nº 35  escogió la denominada “de Referencia” que se caracteriza por un completo simbolismo nacido en la propia construcción así como por su desarrollo eminentemente laico.  

En la Logia Descartes nº 35 prácticamente he ocupado todos los cargos, no por mérito especial sino porque un Taller Masónico cuando está en sus inicios y ajustado en número de miembros, requiere de ello; hoy mi Logia, ya crecida, permite mayor sosiego.

En la actualidad presido el Soberano Capítulo Rosa de Foc del Gran Capitulo General de España y sobre este quiero dejar un pequeño apunte; el Gran Capítulo fue creado en octubre de 2010 al recibir su regularidad de la mano del Gran Capitulo General del Gran Oriente de Francia tras la firma de un Tratado de Amistad y Mutuo Reconocimiento entre este Gran Oriente y la Gran Logia Simbólica Española; mediante este acto, el Rito Francés empieza a ser  practicado en toda su plenitud, pues hasta entonces las Hermanas y Hermanos de La Simbólica que trabajábamos en Rito Francés y deseábamos continuar con el perfeccionamiento que los Ritos ofrecen tras el grado de Maestro, no teníamos otra opción más que solicitar el ingreso en el Supremo Consejo Masónico de España (Rito Escocés Antiguo y Aceptado) cuyo contenido simbólico, siendo enormemente rico, es diferente y no representa la continuidad del grado de Maestro del Rito Francés. Hoy los miembros de la Gran Logia Simbólica Española disponemos de los dos Ritos (Escocés y Francés) en toda su amplitud y tenemos la posibilidad de la continuidad de los Grados Simbólicos o Universales (Aprendiz, Compañero y Maestro) en los Cuerpos Masónicos llamados Superiores pudiendo escoger la continuidad propiamente dicha… o la variación de Rito.      

E.M.A. - ¿Piensas seguir 25 años más?

P.U. - Nuestro compromiso es mejorar personalmente, lo que los masones llamamos pulir la piedra según el  simbolismo proveniente de los constructores de Catedrales, y esa mejora trasladarla a la sociedad profana de la que somos parte y producto…  y que si logramos ser correctos masones también en el mundo profano habrá más incidencia de los principios de Libertad, Igualdad, Fraternidad, Tolerancia, Laicismo, valores muy antiguos y que no son patrimonio de la Masonería, pero que, de ellos, el mundo está notablemente escaso.  Teniendo en cuenta la diversidad de los miembros que conformamos una logia y por lo tanto una Obediencia, podemos afirmar que en esa diversidad, radica parte de nuestra riqueza espiritual.

Con estos mimbres, respetando nuestros símbolos, con nuestras herramientas y con el método, que no es otro que saber escuchar y no buscar la supremacía de una idea, por saber “venderla” mejor, respetando todas las sensibilidades y puntos de vista sobre el mismo tema; el trabajo es mucho y muy duro… sin duda, por eso mientras me sienta con fuerzas, seguiré trabajando donde pueda ser útil. Esto lo comprendí y me atrajo desde las primeras asistencias a las reuniones de mi Logia; experimentar resultados… me asombró… y aún hoy me sigue asombrando… y mientras sea así… ¡Seguiré!... Aunque 25 años más me parece un poco exagerado… básicamente por propia biología.

E.M.A. - Muchas gracias Pedro, y nuestra felicitación por este aniversario.

P.U. - Ha sido un placer.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

NORMAS DE USO EN LOS COMENTARIOS

Los comentarios están abiertos a todo los lectores, no tienen moderación previa. No obstante en el caso de "anónimos" es aconsejable utilizar un seudónimo identificativo con fin de facilitar el diálogo y las respuestas personalizadas entre usuarios.

No se permite el uso de descalificaciones, insultos o improperios contra personas o instituciones. De producirse, EL MASÓN APRENDIZ se reserva el derecho a eliminarlos y, en su caso, dar razón del hecho.

EL MASÓN APRENDIZ busca con ello facilitar el contraste de puntos de vista diversos con el fin del enriquecimiento mutuo, sin ánimo de imponer opinión, posición o conclusión. Tal como acostumbramos a hacer los masones en nuestras Tenidas.

EL MASÓN APRENDIZ pretende hacer accesible las formas masónicas a todos sus lectores, sean o no masones.

Gracias por visitarnos.

Related Posts with Thumbnails