27 julio 2015

Discurso de instalación de la Gran Maestra de la Gran Logia Femenina de España


Pronunciado el domingo día 12 de julio en Barcelona, durante la Asamblea general de esta Obediencia masónica femenina. 

En primer lugar quiero agradecer muy sinceramente a todas y a todos, vuestra presencia hoy aquí, testimoniáis así el valor universal de nuestra Orden.

Agradecer también el honor, cargado de responsabilidad, que me habéis conferido al ser elegida como Muy Respetable Gran Maestra de la Gran Logia Femenina de España.

Yo, por mi parte, os prometo dar lo mejor de mí misma y cumplir con las funciones del cargo lo mejor que pueda y sepa.

Me esforzaré en actuar con la diligencia y la perseverancia necesarias para que todas las piedras de nuestra Obediencia, tengan su lugar, función y sentido en esta gran obra conjunta que todas estamos construyendo, tanto a nivel individual como colectivo.

Cada una de nosotras somos una luz diferente al resto, capaces de brillar con luz propia, que obramos en beneficio de la logia, de la Obediencia, de la sociedad y de cualquier ser humano que nos necesite. Pero tenemos que tener presente que cuando nos unimos, lo hacemos en una sola luz, si cabe, mucho más potente y brillante.

Así, la sabia fraternidad, nacida del Corazón y el conocimiento profundo de nuestra tradición, me inspira para actuar en dos grandes planos que en su complementariedad e interacción, enfocadas en una sola dirección, pueden llevarnos aún más lejos en nuestro precioso trabajo masónico.

Muy a grandes rasgos, uno de los planos de actuación tratará de profundizar aún más en el sentido iniciático de nuestra Orden, no como algo alejado de la realidad social o las necesidades individuales del ser humano, sino como un auténtico núcleo diferenciador de cualquier otra organización o institución profana que a mi juicio, no debemos diluir o perder, por ser esa esencia iniciática, el verdadero factor vivificador de nuestra preciada Orden.

El otro plano de actuación intentará promover y actualizar más y mejor el sentido y la presencia pública de la GLFE, dándole la relevancia que el conjunto de las Hermanas unido al genuino sentido masónico, puede llegar a tener.

Hoy más que nunca debemos seguir trabajando la práctica y la aplicación de los principios e ideales masónicos. En la actualidad vivimos inmersos en una crisis financiera, reflejo de una mucho más profunda: una crisis de sociedad y valores. Vivimos en un mundo donde cada vez hay más diferencia de clases, donde se vive una vuelta a la intolerancia y a la violencia. Un mundo donde todo va muy deprisa, donde contamos con un exceso de información y poco conocimiento para seleccionarla y sacar un sano provecho de ella. Vivimos en un mundo con demasiadas guerras, dolor y desigualdades.

Ante este escenario creemos que la Masonería debe crecer, por lo que está en cada uno de nosotros y nosotras encontrar el cauce para aportar los valores e ideales encontrados y trabajados en nosotros mismos y en nuestros Templos. Allí donde miremos hay trabajo por hacer. No hay causas ni proyectos pequeños o grandes, recordemos que las pequeñas batallas cotidianas cambian el sentir de una sociedad, influyen en el sentir de generaciones venideras, moldean el mundo poco a poco. Es también así, como poco a poco vamos aprendiendo con el mazo y el cincel, a cincelar, modelar y pulir nuestra piedra, situándola en su justa medida y lugar hasta construir catedrales.

Pero creo sinceramente que debemos ir un poco más lejos para hacer realidad los principios e ideales masónicos de los que hablamos, y sin dejar de ser únicos y sin perder nuestra soberanía, debemos estar, como masonas y masones de no importa que Oriente, más unidos que nunca para aunar esfuerzos en torno a un proyecto de masonería que presente un discurso vivo, actual, capaz de asumir la tarea de reflexión permanente sobre los valores que un mundo tan vertiginosamente cambiante cuestiona a cada pálpito. Un mundo que nos motiva y refuerza en el compromiso de seguir trabajando, personal y colectivamente, intra y extramuros, a la luz de los valores de la masonería universal para que poco a poco, las divisas que defendemos vayan calando en la sociedad.


He dicho,

Patricia Planas Rufino
MRGM de la GLFE
------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------


Discurs d’instal·lació de la Gran Mestra de la Gran Lògia Femenina d’Espanya

Pronunciat el diumenge dia 12 de juliol a Barcelona, durant l'Assemblea general de aquesta Obediència maçònica femenina.  


En primer lloc vull agrair molt sincerament a totes i a tots la vostra presencia avui aquí, paleseu així el valor universal de la nostra Fraternitat.

Agrair també l’honor, carregat de responsabilitat, que m’heu conferit en resultar elegida com a Molt Respectable Gran Mestra de la Gran Lògia Femenina d’Espanya.

Jo, per part meva, us prometo donar el millor de mi mateixa i acomplir les obligacions del càrrec el millor que pugui i sàpiga.

M’esmerçaré a actuar amb la diligència i la perseverança necessàries perquè totes les pedres de la nostra Obediència tinguin el seu lloc, funció i sentit en aquesta gran obra conjunta que totes estem construint, tant a nivell individual com a col·lectiu.

Cadascuna de nosaltres som una llum diferent a la resta, capaces de brillar amb llum pròpia, que treballem en benefici de la Lògia, de l’Obediència, de la societat i de qualsevol ésser humà que ens necessiti. Però hem de tenir present que quan ens unim, ho fem amb una sola llum, si cap, molt més potent i lluent.

Així, la sàvia Fraternitat, nascuda del Cor i el coneixement profund de la nostra tradició, m’inspira a actuar en dos grans plans, que amb la seva complementarietat i interacció enfocades en una sola direcció, poden dur-nos encara més lluny en el nostre preciós treball maçònic.

Molt a grans trets, un dels plans d’actuació tractarà d’aprofundir encara més en el sentit iniciàtic de la nostra Obediència, no com a quelcom allunyat de la realitat social o de les necessitats individuals de l’ésser humà, sinó com un autèntic nucli diferenciador de qualsevulla altra organització o institució profana que al meu judici no hem de diluir o perdre, per ser aquesta essència iniciàtica el veritable factor vivificador de la nostra estimada institució.

L’altre pla d’actuació ha de promoure i actualitzar més i millor la presència pública de la GLFE pel conjunt de les Germanes, amb la rellevància que el genuí sentit maçònic pot arribar a tenir a l’exterior.

Avui més que mai hem de seguir treballant la pràctica i l’aplicació dels principis i ideals maçònics. A hores d’ara ens trobem immersos en una crisi financera, reflex d’una molt més profunda: una crisi de societat i de valors. Som en un món on la diferència de classes augmenta, on la intolerància i la violència són sagnants.... Un món on tot va a corre-cuita, on comptem amb un excés d’informació i poc coneixement per seleccionar-ne i extreure’n un sa profit. Vivim en un món on hi ha massa desigualtats, guerres i patiment.

Davant d’aquest escenari, creiem que la Maçoneria ha de créixer, i cadascun i cadascuna de nosaltres hem de trobar el camí per aportar els valors trobats i treballats en nosaltres mateixos i en els nostres Temples. Allà on mirem, n’hi ha treball per fer. No n’hi ha ni causes ni projectes petits o grans. Recordem que les petites batalles quotidianes canvien el sentir d’una societat, influeixen en el sentir de generacions futures, transformen el món a poc a poc, així com a poc a poc anem aprenent amb el maç i el cisell a cisellar, modelar i polir la nostra pedra, col·locant-la a la seva justa mesura, fins a construir catedrals.

Però crec sincerament que ens cal anar una mica més lluny per assolir els principis e ideals maçònics dels que parlem i sense deixar de ser únics i sense perdre la nostra sobirania, hem d’estar, com a maçones i maçons, sigui quina sigui l’Obediència, més units que mai, en esforçar-nos en un projecte de maçoneria que presenti un discurs viu, actual, capaç d’assumir la tasca de reflexió permanent sobre els valors que un món tan vertiginosament canviant qüestiona constantment. Un món que ens motiva i ens reforça en el compromís de seguir treballant personalment i col·lectiva, intra i extra murs, a la llum dels valors de la maçoneria universal perquè a poc a poc aquests vagin encaixant en la societat. 


He dit, 
Patricia Planas Rufino
MRGM de la GLFE

1 comentario:

  1. Mis mas sinceras felicitaciones por vuestra elección. Estoy segura que vais a materializar los postulados de Nuestra Augusta Orden. y que se genere nuevos cambios primero en nosotras mismas para luego poder transmitir a los demás, con el ejemplo y logar los cambios que nuestras sociedades tanto necesitan.
    V.:A.:H.:
    Ana María Centurión Ríos
    R.:L.:S.:F.:"CETERNI N° 9"
    GLOPERU.

    ResponderEliminar

NORMAS DE USO EN LOS COMENTARIOS

Los comentarios están abiertos a todo los lectores, no tienen moderación previa. No obstante en el caso de "anónimos" es aconsejable utilizar un seudónimo identificativo con fin de facilitar el diálogo y las respuestas personalizadas entre usuarios.

No se permite el uso de descalificaciones, insultos o improperios contra personas o instituciones. De producirse, EL MASÓN APRENDIZ se reserva el derecho a eliminarlos y, en su caso, dar razón del hecho.

EL MASÓN APRENDIZ busca con ello facilitar el contraste de puntos de vista diversos con el fin del enriquecimiento mutuo, sin ánimo de imponer opinión, posición o conclusión. Tal como acostumbramos a hacer los masones en nuestras Tenidas.

EL MASÓN APRENDIZ pretende hacer accesible las formas masónicas a todos sus lectores, sean o no masones.

Gracias por visitarnos.

Related Posts with Thumbnails