03 marzo 2015

Rezar en las escuelas. Pensar en las iglesias

  Coral Bravo – EL PLURAL - 26/02/15  

Decía el científico norteamericano Carl Sagan que él no quería creer, quería saber, y esos son dos caminos radicalmente opuestos.
Lo que llaman “fe” es, efectivamente, ese concepto abstracto que alude a la ignorancia de los que se acogen a ideas míticas, supersticiosas e indemostrables, o demostradas como falsas, y renuncian, dimitiendo de su razón y su voluntad, a la búsqueda de la verdad.

El conocimiento del mundo y la evolución de la humanidad en todas sus facetas se ha producido, por cierto, con la oposición implacable y sempiterna de las religiones, en base al progreso del conocimiento y de la ciencia. Dice, al respecto, otro científico, el inglés Richard Dawkins, que quien tiene un hijo con malaria tiene dos caminos: rezar, o suministrarle 25 miligramos de tetraciclina. A todos nos viene a la mente cuál es el camino que conducirá, con infinitamente más probabilidad, a la sanación de la enfermedad.

Decía Nietszche que tener fe es no querer saber la verdad, y decía el filósofo Adam Smith que la ciencia es el único antídoto contra el veneno del fanatismo y la superstición (refiriéndose a las religiones). El viejo debate de la oposición  radical entre ciencia y creencia ya quedó hace mucho tiempo resuelto, en la medida en que la ciencia se basa en la búsqueda de la verdad, y la creencia en lo contrario, en la imposición de la mentira. Y es ya, por tanto, un debate obsoleto. A pesar de lo cual, en esta España del Partido Popular, siniestra, y de cerrado y sacristía, que decía Machado, en pleno siglo XXI se vuelve a reducir el conocimiento a absurdos y antidemocráticos dogmas de fe.
El Boletín Oficial del Estado del pasado martes, 24 de febrero, ha dedicado nada menos que veintitrés páginas a especificar el currículo de la asignatura de religión en primaria y secundaria, y al leerlo parece que nos sumergimos, más que en un texto oficial y público del Estado español, supuesta y engañosamente aconfesional, en una encíclica católica o en el discurso irracional y soporífero que se vierte en miles de iglesias de España a diario, a modo de herramienta de adoctrinamiento ideológico y sectario.
Porque, no lo olvidemos, técnica y objetivamente las religiones son verdaderas sectas, y emplean todas las técnicas coercitivas de manipulación o control mental correspondientes, tales como charlas de adoctrinamiento, inducción al fanatismo y al seguimiento incondicional del líder, o gurú, o como anulación de la libertad, control de la sexualidad, inducción al infantilismo intelectual, anulación de la racionalidad a favor del dogma, imposición del miedo, del temor al castigo, anulación de fuentes de información ajenas al grupo, rechazo de los no adheridos, hacer sentir a los adeptos formar parte de un grupo de elegidos, anulación de cualquier cuestionamiento o actitud crítica, empleo de una jerga específica y de símbolos propios, constante proselitismo, y así un largo etcétera.
Pues bien, en el BOE del 24 de febrero de 2015, en la España del siglo XXI, leemos cosas tales como la inclusión en la enseñanza primaria de rezos, que serán evaluables para los alumnos; en 2º de Primaria, por ejemplo, se valorará si el niño “expresa oral y gestualmente, de forma sencilla, la gratitud a Dios por su amistad”. Y en el mismo curso, como criterios de evaluación del Bloque 1 de contenidos, leemos “Reconocer la incapacidad de la persona para alcanzar por sí mismo la felicidad”. Como para salir corriendo y no parar. Vuelta al nacionalcatolicismo franquista. Vuelta al Cara al Sol y los lavados de cerebro colectivos y seculares. Vuelta a la imposición de dogmas inhumanos que han llevado a la humanidad a las peores aberraciones. Vuelta al no pensar, al no aprender, al odio a la democracia, al odio al conocimiento, al odio al humanismo y al odio a la libertad. Vuelta a la España más zote, más cerril y más negra.
Nos va quedando más que claro el país que está construyendo el PP. Era evidente, a priori, que tendríamos confesionalismo hasta en la sopa, pero creo que nos era muy difícil imaginar que se llegaría a estos extremos. Pobres niños españoles, lo que les espera en las escuelas. Acabarán muchos siendo reprimidos, fanáticos e intolerantes, que es, en realidad, lo que se espera. Que a la plebe hay que tenerla idiotizada para que no levante la voz. Mientras tanto, me viene a la mente la acción poética popular que propone: “Si venís a nuestras escuelas a rezar, iremos a vuestras iglesias a pensar”.

Coral Bravo es Doctora en Filología
Fuente: EL PLURAL  

9 comentarios:

  1. Da la impresión de que España no ha cambiado mucho desde el SXV en aspectos religiosos.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  2. Ya han metido a Dios en el Boletín Oficial del Estado, pronto presidirá el Consejo de Ministros.
    ¡¡¡Dios y Corrupción!!!, este es el lema.
    Saludos

    ResponderEliminar
  3. Que se rece en las escuelas me parece terrorífico. Pues, ahora que esta señora trate a los creyentes como si fuesen leprosos tampoco suena bonito. A rezar a la iglesia, que para eso está, y a pensar a la escuela. Porque si no está promoviendo el debate que dice ser obsoleto. Y que lo es.

    ResponderEliminar
  4. Soy de México. Gracias por el artículo. Es un recordatorio de cómo los medios de control están presentes en las sociedades, porque no sólo ocurre en España, sino en todo el mundo.
    La falta de curiosidad en la mente de miles de millones de personas, se convierte en una gran avalancha que no permite el cambio radical en lo que se requiere, tanto en situaciones personales como colectivas.
    Lamentablemente son pocos los padres de familia que fomentan la curiosidad en los hijos desde la infancia. Estoy consciente de que las tareas cotidianas al ser padre o madre, se multiplican, apareciendo la fatiga y la irritabilidad, poco paciencia cuando los niños hacen preguntas como en la famosa etapa del "¿Por qué?". El infante, al ver reacciones negativas cuando hace preguntas, aprende que eso no es bueno. Y ver que cuando no pregunta, sus padres estás tranquilos, eso es mejor para él.
    Aprenden que la curiosidad es negativa.
    Los padres deben responder claramente los cuestionamientos de los hijos, y en caso de no saber la respuesta, deben investigar e ir enseñándolos cómo se investiga para que se familiaricen con el proceso y sepan hacerlo ellos mismos posteriormente.
    Entendiendo este ciclo, tomemos consciencia de que es por el bien de las sociedades.
    Faltan mentes curiosas en el mundo.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  5. Si a una persona le inculcas algo durante los primeros años de vida, lo llevará presente toda la vida.
    Estamos permitiendo que abusen de nuestros hijos.
    Los responsables somos nosotros, solo hace falta preguntarle a 10 madres/padres por que decidieron inscribir a sus hijos a religión en el colegio. La respuesta más común es algo así como "no quiero que se quede solo en una clase" "prefiero que esté en clase con sus amigos y no lo hagan salir con la minoría" "no quiero que se junte con extranjeros, musulmanes, etc"

    Son distintas respuestas para reconocer que no hay ningún motivo religioso, de fe, etc el que lleve a la mayoría de padres a permitir que a sus hijos se les reste capacidad crítica.

    Ya lo dice el refran: ¿Donde va Vicente? Donde va la gente!

    ResponderEliminar
  6. Pues mis hijos tuvieron la "suerte" de ir a dos colegios en que jamás se impartió religión. Obviamente la suerte vino dada por el criterio paterno y materno, pues siendo ambos ex-alumnos y, por tanto víctimas del lavado de cerebro y más en aquella época, de escuelas religiosas, nos cuidamos bien de que nuestros hijos fueran a unos colegios donde no los "sacaran" de clase como apestados.

    La religión fuera de las escuelas, la religión a sus Templos.

    Por un Estado laico. ¡Abolición del Concordato con el Vaticano!

    L.

    ResponderEliminar
  7. Felicito a EL MASÓN APRENDIZ por su labor de hacer accesible la Masonería al mundo profano.

    Igualmente por su posiciones en defensa del Laicismo sin complejos, mientras otros callan.

    Irrintzi (M:.M:.)

    ResponderEliminar
  8. Tengo un blog personal y pienso colgar el cartel azul editado por El Masón Aprendiz.

    "ECUELA LAICA - ENSEÑANZA CIENTÍFICA - CATEQUESIS, NO EN ELPLAN DE ESTUDIOS"

    Seoane

    ResponderEliminar
  9. ES VERGONZOSO QUE ELSIGLO QUE ESTAMOS,ANDEMOS HABLANDO, DEL ADOTRINAMENTO HAGAMOS QUE NUESTROS HIJOS ,PIENSEN ,POR ELLOS MISMOS NO AL ADOTRINAMIENTO¡¡¡¡¡

    ResponderEliminar

NORMAS DE USO EN LOS COMENTARIOS

Los comentarios están abiertos a todo los lectores, no tienen moderación previa. No obstante en el caso de "anónimos" es aconsejable utilizar un seudónimo identificativo con fin de facilitar el diálogo y las respuestas personalizadas entre usuarios.

No se permite el uso de descalificaciones, insultos o improperios contra personas o instituciones. De producirse, EL MASÓN APRENDIZ se reserva el derecho a eliminarlos y, en su caso, dar razón del hecho.

EL MASÓN APRENDIZ busca con ello facilitar el contraste de puntos de vista diversos con el fin del enriquecimiento mutuo, sin ánimo de imponer opinión, posición o conclusión. Tal como acostumbramos a hacer los masones en nuestras Tenidas.

EL MASÓN APRENDIZ pretende hacer accesible las formas masónicas a todos sus lectores, sean o no masones.

Gracias por visitarnos.

Related Posts with Thumbnails