22 marzo 2015

Masonería en el Cine

El número 21 de CULTURA MASÓNICA dedicado a la
presencia de la Masonería en 7º Arte


Imágenes, lenguaje y teorema 

Introducción 

Decir “masonería” es decir muchas y contradictorias cosas. Es  referirse a una experiencia íntima de esclarecimiento y de toma de conciencia de nuestras propias posibilidades, es hablar de una tradición intelectual y moral, de un hecho asociativo con sus luces y sus sombras, sus posiciones públicas y sus rutinas, es hablar de lazos humanos, de amistad, de unos rituales, de unos símbolos, de un “decorum”…, la masonería es como el fruto del granado, con su cáscara —todo lo social e histórico— y su dulces pepitas rojas, ocultas, encerradas en aquella. Normalmente el cine expresamente masónico, se ha interesado más por la vistosa cáscara, que por el humilde fruto oculto en su interior, de ahí que para referirnos a lo que la masonería es como “experiencia” no hace falta que aparezca ni un mandil, ni una logia, y sin embargo…

Prólogo

Decía  Jean Cocteau,  que “una película es una escritura en imágenes”,  y Luis Delluc  que “un buen film es un buen teorema”. Imágenes, lenguaje y teorema son tres palabras que nos hablan de cine pero también de masonería, ya que el método masónico es precisamente eso un lenguaje hecho de imágenes, una propuesta filosófica visual, que nos invita a teorizar sobre nosotros mismos y sobre la vida. Esta coincidencia entre cine y método masónico es útil para entender el sentido profundo de la iniciación masónica y es una invitación a repasar algunas obras cinematográficas que se han dedicado de una manera expresa, o tácita, directa o indirecta a la idea misma de “iniciación, a su lenguaje,  a sus ritos y ceremonias,…

A estas alturas de la vida y de la historia como consumidores de cine y de imágenes sabemos que la realidad que aparece en la pantalla nunca es neutra sino siempre signo de algo más. Las imágenes cinematográficas nos han acostumbrado a reconocer la  dialéctica significante-significado en todo aquello que se nos presenta ante los ojos. El lenguaje fílmico se aproxima mucho al lenguaje poético, en que las palabras del lenguaje cotidiano se enriquecen con evocaciones, sugerencias, sub-textos, metáforas …, ese lenguaje se parece también a la masonería que no es sino una especie de filosofía visual como nos demuestra el gran fotógrafo Sebastián Utreras en las espléndidas imágenes del libro “Una mirada a la logia”.[1] Algún día habrá que dedicar un monográfico de Cultura Masónica, precisamente a eso: la estética de la logia y del rito, su decorum, su visualidad…

En este número de Cultura Masónica nos hemos aproximado panorámicamente al 7º Arte —como hace Ricardo Serna y Alberto Moreno—, o nos hemos detenido en algunas de creaciones aquellas más significativas que se han dedicado a la masonería, quizá para explicarla, y también denigrarla—en el artículo de Roberto García—  o simplemente para usarla como telón de fondo de la aventura humana —como hace Valentín Díaz analizando la película que se inspira en la obra homónima de Rudyard Kipling— o para dar rienda suelta a la creatividad personal de un artista masón, como es el caso del genial  “Cantinflas”.  No podía faltar una reflexión sobre simbolismo, como la que nos ofrece Alberto Moreno analizando las historias del mago más famoso de este pasado siglo Harry Potter o una reflexión sobre los paralelismos que se dan entre la experiencia misma de la “iniciación” (iniciación al ser del ser humano, masón o no) y la película de culto Matrix. 
     

Fuente: Web Javier Otaola 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

NORMAS DE USO EN LOS COMENTARIOS

Los comentarios están abiertos a todo los lectores, no tienen moderación previa. No obstante en el caso de "anónimos" es aconsejable utilizar un seudónimo identificativo con fin de facilitar el diálogo y las respuestas personalizadas entre usuarios.

No se permite el uso de descalificaciones, insultos o improperios contra personas o instituciones. De producirse, EL MASÓN APRENDIZ se reserva el derecho a eliminarlos y, en su caso, dar razón del hecho.

EL MASÓN APRENDIZ busca con ello facilitar el contraste de puntos de vista diversos con el fin del enriquecimiento mutuo, sin ánimo de imponer opinión, posición o conclusión. Tal como acostumbramos a hacer los masones en nuestras Tenidas.

EL MASÓN APRENDIZ pretende hacer accesible las formas masónicas a todos sus lectores, sean o no masones.

Gracias por visitarnos.

Related Posts with Thumbnails