06 noviembre 2013

EL TRIANGLE: "El ayuntamiento de Barcelona arremete contra la Masonería"

Hace pocos días informábamos de la desaparición de las cinco placas conmemorativas que estaban ubicadas en las paredes de la escalinata de entrada a la Biblioteca Arús, las cuales  fueron entregadas por varias grandes logias masónicas para homenajear al H.·. Rossend Arús. 

Ahora el semanario en lengua catalana “EL TRIANGLE” llega al fondo de la cuestión con el artículo titulado “L'Ajuntament de Barcelona escomet contra la maçoneria”.

Aquí tenéis la traducción al castellano.

 “El Ayuntamiento de Barcelona arremete contra la masonería”

Por Jaume Reixach 

Un peligroso «virus» se ha instalado en el Ayuntamiento de Barcelona. Es el «virus» de la intolerancia y la incultura supina

Lo más preocupante es que esta devastadora enfermedad, perturbadora de las funciones intelectuales, se ha detectado en el despacho del concejal de Cultura, Conocimiento, Creatividad e Innovación, cargo que ostenta actualmente Jaume Ciurana, uno de los más conspicuos «talibanes» de CDC.


Los efectos de este maligno «virus» ya se han dejado notar en varios puntos de la Ciudad Condal, como la plaza del Rei, en una esquina de la plaza de Sant Jaume o en el Born. El último ataque se ha producido en el paseo de Sant Joan, concretamente en el número 26, sede de la venerable Biblioteca Arús. En este caso, el «virus» se ha cargado cinco placas de mármol que varias instituciones masónicas habían colocado, años atrás, en el vestíbulo que da acceso a la escalinata de entrada a la biblioteca.

Órdenes del concejal

Un mail me alertó días atrás de este nuevo ataque. Un visitante habitual de este prestigioso archivo documental y bibliográfico se dio cuenta que las cinco placas de mármol negro habían desaparecido y me comunicó su extrañeza. Después de las oportunas averiguaciones, he podido constatar que, en un ataque de obnubilación mental provocado por este «virus», el regidor Jaume Ciurana -del cual depende la Biblioteca Arús- había dado órdenes tajantes de que fueran retiradas. ¿Qué tiene Jaume Ciurana contra la masonería? Es pertinente recordar que, años atrás, otros conocidos dignatarios, como Francisco Franco, Joseph Stalin, Benito Mussolini o Adolf Hitler, compartieron la misma paranoia contra los hermanos de la escuadra y el compás que profesa el regidor de Cultura, Conocimiento, Creatividad e Innovación del Ayuntamiento de Barcelona.


Según parece, el «virus» de la intolerancia y la incultura supina también provoca amnesia. Y es que, por poco que haya leído, Jaume Ciurana tendría que saber que los cuatro presidentes de la Generalitat republicana –Francesc Macià, Lluís Companys, Josep Irla y Josep Tarradellas– eran masones. Como masones eran destacados catalanes de la talla de Joan Delgado, Francesc Pi i Margall, Estanislau Figueras, Valentí Almirall, Francesc Ferrer i Guàrdia, Víctor Balaguer, Narcís Monturiol, Marcelino Domingo, Antoni M. Sbert, Lluís Nicolau d’Olwer... Todos ellos identificados con la causa de la democracia, el progreso social y el catalanismo.

También Baden Powell

Quizás el concejal Jaume Ciurana, convergente de la línea dura, considera que los masones no son suficientemente «independentistas» y que son sospechosos en connivencia con los indeseables socialistas. Pero aquí también se equivoca. La masonería es, por esencia, liberal y no se decanta por ningún partido político en especial, siempre que este defienda los valores de la democracia, la tolerancia y la paz. Además, notables independentistas catalanes como Jaume Aiguader –primer alcalde de la Barcelona republicana–, Jaume Compte, Ventura Gassol o Joan Casanovas –que fue presidente del Parlamento de Cataluña– también eran masones.

La edición en el semanario EL TRIANGLE

6 comentarios:

  1. Este semanario realiza periodismo de investigación y está claro que lo que dice es cierto.

    Ello es una auténtica verguenza y falta de respeto absoluto a la historia y a la condición masónica de Rossend Arús.

    Parece mentira la falta de sensibilidad que demuestran algunos.

    Propongo escribir a la Biblioteca Pública Arús reclamando su restitución inmediata de las placas.

    arus@bpa.es

    TAF

    Arnau (M.·.M.·.)

    ResponderEliminar
  2. QQ.·. HH.·.

    Está claro que en España siguen disciminando a la masonería. Esto es incomprensible en mi país Perú. Apoyo total a la iniciativa.

    Fraternalmente,

    Ricardo

    ResponderEliminar
  3. ¿Pero ninguna Obediencia, el EME no dicen nada?

    Sinceramente, no lo entiendo.

    Irintzi

    ResponderEliminar
  4. El Concejal ha aducido en un Tweet que solo son obras de reforma de la entrada.

    Que las placas se volverán a colocar.

    Ahora que diga la fecha de inicio de la obra...y "controlar" que es cierto

    Sagasta

    ResponderEliminar
  5. El concejal, o miente o es estúpido dado que ha dejado dos placas de tamaño considerable que no aluden a la masoneria.

    ResponderEliminar
  6. ¿omo se puede dudar de la palabra de la palabra de un político, concejal de ayuntamiento y además de CiU?

    ResponderEliminar

NORMAS DE USO EN LOS COMENTARIOS

Los comentarios están abiertos a todo los lectores, no tienen moderación previa. No obstante en el caso de "anónimos" es aconsejable utilizar un seudónimo identificativo con fin de facilitar el diálogo y las respuestas personalizadas entre usuarios.

No se permite el uso de descalificaciones, insultos o improperios contra personas o instituciones. De producirse, EL MASÓN APRENDIZ se reserva el derecho a eliminarlos y, en su caso, dar razón del hecho.

EL MASÓN APRENDIZ busca con ello facilitar el contraste de puntos de vista diversos con el fin del enriquecimiento mutuo, sin ánimo de imponer opinión, posición o conclusión. Tal como acostumbramos a hacer los masones en nuestras Tenidas.

EL MASÓN APRENDIZ pretende hacer accesible las formas masónicas a todos sus lectores, sean o no masones.

Gracias por visitarnos.

Related Posts with Thumbnails