23 agosto 2013

¿Podrá la Iglesia Católica superar su historia?

 Por Elbio Laxalte  
Hoy está trascendiendo esta información. El cura Pascal Vesin, destituido de la Iglesia por su condición de francmasón, miembro de una logia del Gran Oriente de Francia, está en el Vaticano reclamando su derecho a pertenecer a las dos instituciones. Esto muestra a las claras que la intolerancia no está de parte de la Masonería, sino de parte de la Iglesia.

La Masonería desde su condición laica, no discrimina por creencias, pues ella sostiene la libertad de conciencia. Lo que critica a las religiones, casi todas, es su carácter dogmático y sus ambiciones hegemonistas. Y sostiene que las creencias son del ámbito privado de cada quién. Por lo que tampoco tienen el derecho de regir la moral personal.

Lo vemos en estos días en Egipto, como los Hermanos Musulmanes en sus ambiciones de instalar un poder político y social regido por la ley islámica, ha perpetrado atentados contra las iglesias de los cristianos coptos. Y traigo esto a la memoria, porque es lo mismo que ha realizado en otras épocas los católicos, no ya contra otras religiones, sino contra los propios cristianos de otras tendencias, por el hecho de ser "herejes".

A eso conduce el fanatismo religioso que los masones combatimos. No la libertad de creencias de sus miembros.

La prueba es que este cura podía ser masón sin inconvenientes.

Ahora va al Vaticano reclamando ser nuevamente admitido en el seno de la Iglesia Católica donde desarrolló su vocación, sin por lo tanto abandonar a la masonería, a la cual adhiere.

Francisco, después de Brasil, en el avión, habló contra lo que él llama "Lobby masónico".

Veremos cuanta tolerancia hay ahora en la Iglesia. Es de destacar que el Gran Maestro del Gran Oriente de Francia José Gulino le escribió una carta al papa donde señala:

"Usted preconiza la apertura de la Iglesia y su evolución en el marco de una sociedad plural, en el respeto de las diferencias y convicciones de cada uno. Es la primera vez, tras la creación de nuestra asociación, el G.O.D.F., en 1728, que uno de sus miembros es objeto de semejante medida. Seamos claros: no nos situamos en el marco de un conflicto entre Iglesia y Francmasonería, defendemos la libertad absoluta de conciencia, la pluralidad de convicciones, la libertad, la verdad y la justicia. El Sr. Pascal Vesin ha emprendido un viaje a Roma para encontrarse con usted, a fin de poder dialogar, intercambiar impresiones y comprender las posiciones de unos y otros.

En un momento en que nuestra sociedad se ve confrontada al ascenso de los fanatismos, del oscurantismo y de los integrismos, pienso que debería poder abrirse un diálogo entre nuestras dos instituciones, con respeto y tolerancia mutuos.

Con la invitación al diálogo que usted mismo ha lanzado, me pongo a su disposición para encontrarme con usted, a fin de departir para comprender mejor nuestras diferencias y actuar de tal manera que las personas no tengan que sufrir decisiones como la que ha sido tomada contra el Sr. Pascal Vesin.

Reciba mi consideración más distinguida”.

 ¿Podrá eventualmente la Iglesia Católica superar su historia?
 
Elbio Laxalte Terra es presidente de CIMAS
(Confederación Interamericana de Masonería Simbólica)
 
 

1 comentario:

  1. Migue Ángel Valdivieso Lobo8/23/2013 07:03:00 p. m.

    Parece que la simpatía que irradia el papa Francisco es solo una estrategia muy bien montada. Obedece a su antecesor quien revivió la excomunión a los masones, contraviniendo la voluntad del papa Juan XXIII. Ser cura y masón no son incompatibles porque los temas religiosos y políticos están vedados de las logias. En cambio, ser cura y pederasta es una abominación. El papa enviaría al mundo un mensaje de justicia y equidad si excomulgara, siquiera, a uno solo de los innumerables curas pederastas.

    ResponderEliminar

NORMAS DE USO EN LOS COMENTARIOS

Los comentarios están abiertos a todo los lectores, no tienen moderación previa. No obstante en el caso de "anónimos" es aconsejable utilizar un seudónimo identificativo con fin de facilitar el diálogo y las respuestas personalizadas entre usuarios.

No se permite el uso de descalificaciones, insultos o improperios contra personas o instituciones. De producirse, EL MASÓN APRENDIZ se reserva el derecho a eliminarlos y, en su caso, dar razón del hecho.

EL MASÓN APRENDIZ busca con ello facilitar el contraste de puntos de vista diversos con el fin del enriquecimiento mutuo, sin ánimo de imponer opinión, posición o conclusión. Tal como acostumbramos a hacer los masones en nuestras Tenidas.

EL MASÓN APRENDIZ pretende hacer accesible las formas masónicas a todos sus lectores, sean o no masones.

Gracias por visitarnos.

Related Posts with Thumbnails