29 agosto 2013

La UE aprobó las líneas directrices referentes a la promoción y protección de la libertad de creencias en terceros países

Según informa la Asociación Europea de Pensamiento Libre (AEPL) el pasado 25 de Junio el Consejo de Ministros de Asuntos Exteriores europeos aprobó las líneas directrices referentes a la promoción y protección de la libertad religiosa o de creencias en terceros países.

En opinión de la AEPL el contenido de éstas constituye un resultado inesperado y a la vez muy positivo, ya que estas son las instrucciones destinadas a los embajadores de la Unión Europea y de los 28 Estados miembros en terceros países, con el fin de promover la libertad religiosa o de creencias ante posibles violaciones de estos derechos humanos.

Es de destacar que la AEPL fue invitada por el Servicio Exterior de la UE, en otoño de 2012, a participar junto con la Federación Humanista Europea y diversos representantes de organizaciones religiosas, a un grupo de trabajo de redacción del texto.

Según el procedimiento a seguir, el proyecto del texto redactado por el grupo de trabajo en cuestión fue enviado al Parlamento Europeo antes de ser presentado al Consejo de Ministros de Asuntos Exteriores, para su adopción definitiva.

Desde el principio fue evidente que el proyecto del texto presentado al grupo de trabajo estaba desequilibrado, ya que los derechos de los no creyentes no aparecían o se mencionaban vagamente, por lo que era mucho más favorable a las organizaciones religiosas, razón por la cual el trabajo de la AEPL consistió en establecer un equilibrio, lo que parece haberse logrado.
 
Entre las diversas modificaciones propuestas por el representante de la AEPL, hay que resaltar la frase:
“La UE protegerá los derechos de los no creyentes, agnósticos y ateos, así como el derecho fundamental de cambiar o abandonar su religión o sus creencias”. La AEPL manifiesta su satisfacción al comprobar que esta frase, junto con otras destinadas a proteger a los no creyentes, agnósticos y ateos, figura en el texto adoptado por los Ministros de Asuntos Exteriores.
 
Cabe citar, entre los párrafos adoptados definitivamente los dos siguientes:
“La Unión se opondrá igualmente a toda limitación de otros derechos fundamentales, así como a toda violencia hacia las mujeres, los niños y las minorías religiosas y de personas LGBT”.
“La Unión ratifica igualmente el derecho a criticar y a poner en ridículo una religión o creencia, al tiempo que promueve el respeto y la tolerancia entre las personas de convicciones diferentes”.

Es importante destacar la clara distinción que hace el Consejo de Ministros entre la crítica de una religión o convicción (laica) y la incitación al odio religioso o laico.

Se resalta en particular la recomendación explícita de los Ministros de no penalizar el delito de blasfemia y animan a los Estados involucrados a abolir estas leyes. Sin embargo, resulta paradójico que la UE recomiende la supresión del delito de blasfemia fuera de la misma, cuando este delito existe aún en varios Estados miembros, entre ellos Irlanda e incluso Francia, que debería abolir el artículo 166 del Código penal local vigente en Alsacia y en Mosela.
 

Si la AEPL habla de un resultado inesperado es porque los defensores de posiciones extremas religiosas han intentado que el Parlamento Europeo modificara el texto en numerosos puntos. Así, la lituana Sra. Andrikiené, ponente del expediente en el Parlamento Europeo y miembro del PPE (Partido Popular Europeo), había introducido un gran número de enmiendas dirigidas a modificar intensamente el texto dándole un sentido ultraconservador. Afortunadamente, gracias a la intervención de diputados europeos y de asociaciones laicas, la gran mayoría de estas enmiendas fueron rechazadas.
 
Entre las enmiendas propuestas, cabe citar, como ejemplo, “la objeción de conciencia”. Si se hubiera adoptado esta enmienda, el cuerpo médico y los farmacéuticos hubieran podido alegar objeción de conciencia para negar la concesión de medios de contracepción o de procedimientos de interrupción de embarazo, sin citar razón alguna, tanto en terceros países o en los que se puede recurrir. Éste es, precisamente, el prototipo de argumento que utiliza la Iglesia Católica dentro de la Unión.

Finalmente los Ministros han limitado el principio de objeción de conciencia al servicio militar.
Otra enmienda de la Sra. Andrikiené apuntaba a dar a los padres un veto absoluto de sus hijos, en materia de educación religiosa, moral o filosófica. Si esta enmienda se hubiera adoptado, los diplomáticos europeos habrían estado obligados, por ejemplo, a defender el derecho de los padres a rechazar toda enseñanza de la teoría de la evolución, en provecho de la enseñanza creacionista. Finalmente, el texto adoptado por los Ministros permite a los hijos que aprendan la fe o las creencias de sus padres y a los padres que enseñen esta fe o creencias a sus hijos. Sin embargo, no da derecho a los padres a impedir que sus hijos sigan cursos sobre otras religiones o filosofías.
Por tanto, la AEPL ratifica el documento aprobado por el Consejo de Ministros del 24 de junio de 2013 en relación con el establecimiento de igualdad en el procedimiento entre los seguidores de una religión y los seguidores de la laicidad y que no tiene en cuenta las enmiendas ultraconservadores del Parlamento Europeo.
 
 
DEFENSA DEL JOVEN TUNECINO JABEUR MEJRI



Mientras tanto, coincidiendo con el debate en la UE, la AEPL ha recibido un llamamiento en relación a Jabeur Mejri, joven tunecino que está en la cárcel por haberse declarado ateo. Jabeur no es ni terrorista, ni violador, ni criminal. Es un joven que ha creído en un Túnez nuevo y ha creído tener el derecho de expresarse libremente. Ha sido condenado a siete años y medio de cárcel después de un juicio calificado de inadecuado. Acusado de perturbar el orden público a causa de un mensaje colgado en Facebook en una página en la que no había más que 16 seguidores. ¿Por qué un tribunal tunecino de primera instancia y el tribunal de apelación han pronunciado una sentencia semejante, cuando los salafistas son condenados a penas de seis meses? La presión sobre la Justicia por parte del partido islamista en el poder es la única explicación aparente.


La AEPL ha apelado al Servicio Exterior de la Comisión europea indicándole que es ahora o nunca el momento de aplicar y poner en marcha las líneas directrices de la Unión sobre la promoción y la protección de la libertad o creencia, aprobadas en junio pasado, por los ministros de asuntos extranjeros de la Unión, y en particular su capítulo sobre la libertad de creencias. También hemos recordado al Servicio Exterior sus promesas hechas durante nuestro coloquio de 2012 con el BEPA, que especificaban que si un país de la primavera árabe mostraba un retroceso en materia de democracia, derechos de la mujer, derechos humanos y del Estado de derecho, la Unión europea reduciría su ayuda a dicho país.
 
El Servicio Exterior ha notificado a la AEPL que se pondrá en contacto con el embajador de la Unión en Túnez y que no dejará de tenerlos al corriente del desarrollo de este asunto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

NORMAS DE USO EN LOS COMENTARIOS

Los comentarios están abiertos a todo los lectores, no tienen moderación previa. No obstante en el caso de "anónimos" es aconsejable utilizar un seudónimo identificativo con fin de facilitar el diálogo y las respuestas personalizadas entre usuarios.

No se permite el uso de descalificaciones, insultos o improperios contra personas o instituciones. De producirse, EL MASÓN APRENDIZ se reserva el derecho a eliminarlos y, en su caso, dar razón del hecho.

EL MASÓN APRENDIZ busca con ello facilitar el contraste de puntos de vista diversos con el fin del enriquecimiento mutuo, sin ánimo de imponer opinión, posición o conclusión. Tal como acostumbramos a hacer los masones en nuestras Tenidas.

EL MASÓN APRENDIZ pretende hacer accesible las formas masónicas a todos sus lectores, sean o no masones.

Gracias por visitarnos.

Related Posts with Thumbnails