06 julio 2012

Francmasonería y movimiento obrero

No siempre hay ocasión de relacionar Masonería y movimiento obrero 

¿Acaso hubo miembros de la histórica clase obrera organizada en la Masonería?  Que sepamos, aquí los hubo y algunos muy destacados. Pero ahora hablamos de Uruguay y es allí, en Montevideo, donde este sábado 7 de Julio llevan a cabo una conferencia titulada “Francmasonería y movimiento obrero “

Entre los conferenciantes masones o no, estudiosos de esta temática, alguno ya conocido de los lectores de este web/blog por sus colaboraciones con EL MASÓN APRENDIZ. Introducirá el acto Elbio Laxalte presidente de CIMAS (Confederación Interamericana de Masonería Simbólica) con "La Masonería, elemento activo de generación de Sociedad Civil", y lo clausurará Mirian Tadugno Gran Maestra del Gran Oriente de la Franc-Masonería de Uruguay (GOFMU). Las ponencias son tres, “Inmigrantes, obreros y masones en el Rio de la Plata 1870-1920” a cargo de  Maurico Javier Campos, "Librepensadores y Masones en la construcción de las primeras asociaciones de trabajadores de Uruguay" por Víctor Rodríguez Otheguy y “Movimiento sindical en Uruguay: orígenes, trayectorias y desafíos” por Rodolfo Porrini. En la invitación adjunta se pueden conocer más detalles.

El evento tendrá lugar en el salón de actos del GOFMU en Montevideo, está organizado por la Liga Universal de Francmasones y el Ateneo Cultural Masónico, el horario es de 10:00 h. a 3:00 h. este sábado 7 de Julio.

1 comentario:

  1. De la conferencia "Inmigrantes, obreros y masones":

    José Victory nació en 1810 y murió en 1878. Nacido en España se dedicó a trabajos de imprenta y tuvo que exiliarse por cuestiones políticas, siendo activista del socialismo, masón y miembro de la Internacional de Trabajadores, actuando como propagandista. Ya en Buenos Aires fundó una imprenta en la cual publicaba los siguientes periódicos: El Artesano; El Pueblo Español; Crónica del Progreso y la Revista Masónica Americana. Director y copropietario de esta publicación fue el inmigrante español y masón Pedro Piqueras (1833-1885). Colabora en estas actividades periodísticas, Victory y Suárez, hijo, también masón, gerente de los ferrocarriles y de la Sociedad Rural, uno de los fundadores del Club Liberal y propiciador del cooperativismo a nivel nacional.
    En esta última revista, editada entre 1872 y 1875, Victory se hace eco extensamente de los disturbios acaecidos en 1875 entre la Iglesia y los grupos anticlericales, viéndose involucrados amplios sectores sociales, incluidos trabajadores y masones, como el ya citado ejemplo de Juan Roncoroni, y siendo procesados muchos de ellos hasta su sobreseimiento definitivo varios meses después.
    Junto a Juan Roncoroni, son apresados y luego liberados el también masón Pascual Beracochea (1849-1905), que en ese momento presidía el Club Universitario, entidad organizadora del evento anticlerical. Abogado, juez comercial, excombatiente en la guerra del Paraguay, fue uno de los fundadores del Club Liberal, vicepresidente de la Unión Cívica y participó en varias revoluciones políticas. Fue uno de los fundadores de la Logia Docente junto a Leandro N. Alem y cuyas filas también integró Hipólito Yrigoyen. Participó en el Congreso Pedagógico de 1882 junto al ministro de Justicia, Culto e Instrucción Pública y del Interior, el médico y masón Eduardo Wilde.
    Otro de los imputados fue el masón español Enrique Romero Giménez (1840-1880). Seminarista en su país, participó en los movimientos republicanos y, ya en Argentina, dirigió el diario El Correo Español; en 1874 participó en la revolución encabezada por Mitre contra Sarmiento y finalmente fue sindicado como uno de los promotores del incendio del Colegio del Salvador de los jesuitas y del Palacio del Arzobispado (...)
    (...) Victory, en su Revista Masónica Americana, recoge abundante información sobre la Masonería española de la época. En el ejemplar Nº 5, Año I, del 15 de enero de 1873, brinda los nombres y ubicación de las 92 Logias y Triángulos que existían en la península. En el ejemplar Nº 8, del 28 de febrero del mismo año, reproduce las inquietudes de la Orden con respecto a las clases trabajadoras en España. Dice sobre los temas abordados y de los cuales se ocupa la Logia Acacia de Madrid:
    “1º ¿Cuál es en la actualidad la posición material, moral e intelectual del mero trabajador?
    2º ¿Las mejoras que reclama son atendibles? ¿Son justas? ¿Son necesarias? ¿Son urgentes?
    3º ¿Interesan solo al obrero, o convienen a la sociedad entera?
    4º ¿La Masonería debe directamente influir en el mejoramiento de la clase obrera? Y si debe, ¿por qué medios podrá cooperar a su realización?
    5º ¿Existe alguna tutela opresora, algún obstáculo que se oponga a las mejoras reclamadas por el trabajador?
    6º Si existen poderes tutelares en perjuicio del obrero, ¿es justa, es conveniente, es realizable su emancipación?
    7º Si es conveniente y realizable la emancipación del obrero, ¿hasta qué punto y por qué medios legales?
    8º ¿Interesa a la Masonería la emancipación social del trabajador? ¿Debe protegerla? Y si puede y debe, ¿cómo, cuándo y de qué manera?”

    ResponderEliminar

NORMAS DE USO EN LOS COMENTARIOS

Los comentarios están abiertos a todo los lectores, no tienen moderación previa. No obstante en el caso de "anónimos" es aconsejable utilizar un seudónimo identificativo con fin de facilitar el diálogo y las respuestas personalizadas entre usuarios.

No se permite el uso de descalificaciones, insultos o improperios contra personas o instituciones. De producirse, EL MASÓN APRENDIZ se reserva el derecho a eliminarlos y, en su caso, dar razón del hecho.

EL MASÓN APRENDIZ busca con ello facilitar el contraste de puntos de vista diversos con el fin del enriquecimiento mutuo, sin ánimo de imponer opinión, posición o conclusión. Tal como acostumbramos a hacer los masones en nuestras Tenidas.

EL MASÓN APRENDIZ pretende hacer accesible las formas masónicas a todos sus lectores, sean o no masones.

Gracias por visitarnos.

Related Posts with Thumbnails