31 marzo 2011

Entrevista a Ana Maria Lorente Gran Maestra de la GLFE


                       Foto: JUANMA RAMOS
18/03/11 - Andreu Mas

La masonería no sólo es cosa de hombres a pesar del que se pueda pensar. Aparte de las obediencias mixtas, hay una exclusivamente femenina, la Gran Logia Femenina de España, de la cual Ana Maria Lorente hace aproximadamente un año y medio que es Gran Maestra. Como otras muchas personas se inició en la masonería para encontrar respuestas en ciertas preguntas vitales.



La masonería está muy vinculada a la imagen masculina.
 

Es así porque la masonería se creó a final del siglo XVIII y una exigencia para poder formar parte es que se tenía que ser una persona libre y entonces las mujeres no lo éramos. Fue el Gran Oriente de Francia el que hizo logias de adopción y permitió que las mujeres  entraran bajo custodia de los hombres. La masonería totalmente femenina se creó el 1850.

¿Por qué surge una obediencia sólo de mujeres?

Porque a pesar de que la mujer ha conseguido un estatus jurídico de igualdad, la sociedad todavía es muy patriarcal. Por lo tanto, pensamos que cuando trabajamos entre mujeres en un espacio de mujeres podemos encontrar la esencia perdida hace muchos años.

¿Y esto no se puede hacer en una logia mixta?

En la masonería mixta puede pasar que la mujer asuma los mismos roles que en la sociedad y es lo que no queremos. De todos modos, tenemos muy buena relación con las logias mixtas, las no dogmáticas.

¿Cómo ha evolucionado la masonería femenina en Cataluña y en el Estado español?

La masonería femenina empezó en logias que eran tuteladas por hombres y con presencia de mujeres importantes como Clara Campoamor o Teresa Claramunt, que  fueron las pioneras teniendo en cuenta el contexto social de la época. En Barcelona, a principio del siglo XX  había logias masculinas que dejaban entrar las mujeres pero no era legal. La masonería femenina libre no se constituye hasta el 1984. La logia Luz Primera es la primera; se crea en Barcelona con ayuda de la Gran Logia Femenina de Francia. Hay que tener en cuenta que el catalán fue una herramienta muy importante para la refundación de la masonería en Cataluña y en el Estado español, porque las compañeras que venían de Francia eran de la Cataluña Norte y hablaban catalán, porque aquí nadie sabía francés.

¿Cómo es que la Gran Logia (Femenina) Española se creó en Cataluña?

No podemos olvidar que en Cataluña hay una gran tradición masónica y de lucha social para los derechos de la mujer.

¿La masonería femenina reivindica los derechos de la mujer?

Los principios de la masonería femenina son los mismos que los de la masculina. Ahora bien, cuando nosotras mismas nos intentamos reencontrar, comprobamos que la sociedad todavía no es igualitaria.

¿Cuántas masonas hay en Cataluña?

En todo el Estado español hay unas 150.

En su divisa hacen referencia al laicismo; aceptan mujeres religiosas?

Y tanto que pueden haber, lo que pasa es que cuando debatimos no se puede hacer proselitismo de ninguna religión; tenemos que respetar el pensamiento de todo el mundo.

¿Dicen que buscan la verdad: existe?

Lo tenemos que encontrar dentro de nosotros, por eso es tan importante garantizar la libertad personal.

Sus compañeros masculinos dicen que van un poco a la suya.

No es cierto, tenemos pactos de amistad con logias como la Gran Logia Simbólica y organizamos actos conjuntos. Ahora bien, no ir por libre no quiere decir hacer seguidismo.

¿Es cierto que se desmarcaron del documento unitario que Montilla los pidió sobre cómo veían Cataluña?

No nos  desmarcamos. Sólo pedimos que se aplazara la presentación hasta después de las elecciones.

Fuente: Diario Avui
Traducción al castellano: El Masón Aprendiz

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

NORMAS DE USO EN LOS COMENTARIOS

Los comentarios están abiertos a todo los lectores, no tienen moderación previa. No obstante en el caso de "anónimos" es aconsejable utilizar un seudónimo identificativo con fin de facilitar el diálogo y las respuestas personalizadas entre usuarios.

No se permite el uso de descalificaciones, insultos o improperios contra personas o instituciones. De producirse, EL MASÓN APRENDIZ se reserva el derecho a eliminarlos y, en su caso, dar razón del hecho.

EL MASÓN APRENDIZ busca con ello facilitar el contraste de puntos de vista diversos con el fin del enriquecimiento mutuo, sin ánimo de imponer opinión, posición o conclusión. Tal como acostumbramos a hacer los masones en nuestras Tenidas.

EL MASÓN APRENDIZ pretende hacer accesible las formas masónicas a todos sus lectores, sean o no masones.

Gracias por visitarnos.

Related Posts with Thumbnails