25 febrero 2011

Discurso de clausura de la Asamblea del Movimiento Laico y Progresista de Cataluña

Discurso de Santi Castellà, nuevo presidente del Movimiento Laico y Progresista, escogido a la Asamblea general el pasado 14 de febrero en Òmnium Cultural y que tuvo por primera vez un acto público con la participación de 170 personas procedentes de instituciones, partidos, sindicados, plataformas y asociaciones


Hace un tiempo me hacían llegar que entre el staff del MLP, la gente que pulula por el edificio de la calle Avinyó, corría el comentario que, detrás las apariencias, “Santi no es tan serio y formal como parecía”. Efectivamente no lo soy, siempre he pensado intuitivamente que la vida no da para tomársela demasiado seriamente: para cada cual, o quizás mejor no generalizar; para mí, la vida, desde sus inicios, es un proyecto bastante desafortunado. Hay un poeta de la generación de los 50, la generación más cercana de los Goytisolo, Gil de Biedma, Barral, Alberto Oliart, Gabriel Ferraté... Uno de ellos, Alfonso Costafreda, de quién casi toda su obra está publicada de forma póstuma por Tusquets, en su desacralizadora y libertaria colección “Nuevos Textos Sagrados”, que junto con la colección “Malditos” son las dos grandes referencias intelectuales de Tusquets hacia el final del siglo XX –no estoy seguro si también para los inicios del XXI-. Pues bien, Alfonso Costafreda tiene un poema durísimo que empieza diciendo.

“Vida tan malograda no debiera contarse, // a quien hablar con que lenguaje“ y continúa diciendo, como náufrago en la intemperie de un universo ininteligible que “De haber verdades o razones o respuestas, // para mí mismo las tuviera.“

Pero al momento, y con aquel leve panerotismo de los que son generosos porque necesitan sentirse estimados acaba diciendo. “Si delicada o poderosa // pudiera mí mando consolarte, // a ti te la daría, // mas no la tengo para nadie.”

Desde esta perspectiva, o te hundes o no te tomas la vida demasiado seriamente. Y yo he tonteado con las dos posibilidades, y he optado finalmente por la segunda. Y pienso que más que por una decisión razonada y meditada, ha sido por un instinto natural de supervivencia y porque apostar para no tomarse demasiado seriamente la vida invitaba más a la fiesta, a la conversación íntima con una botella de espirituosos al lado, a la posibilidad de un beso, a la risa siempre liberadora y a disfrutar de algunos momentos en que la impresionante arquitectura del Todo en vez de abrumarte te invita al placer contemplativo.

Y pensaréis... porque nos explica todo esto, porque estas intimidades en un acto político. Pues bien, todo esto lo digo porque cada vez creo más que cuando hagamos política estamos discutiendo y hablante de estas cosas. La otra, la política en minúsculas y en retorcidas cursivas, nos interesa poco. Por eso he asumido con tanta ilusión presidir, representar y coordinar el proyecto del MLP. Para hacer política en mayúsculas, política en términos, en lógica MLP. Me creo mucho la idea de personas libres, sin vínculos esotéricos, a la búsqueda siempre compleja de la felicidad... me creo esta libertad no trágica, esta búsqueda feliz de la felicidad, desacralizada, abierta, de espacios compartidos, de compromisos no totalizadores, de experiencias enriquecedoras. Una libertad profundamente laica. No aquella libertad totalizadora, romántica, que te abocaba a menudo a una esquizofrénica tendencia creadora y destructora, erótica y jupiterina, sobrecargándonos de responsabilidad en medio de la incertidumbre. Sino una libertad más, si me permitís, procedimental. Una libertad como dijo Fernando de los Ríos interpelado por Lenin con un “¿Libertad. Para qué?” que obtuvo como respuesta simple “Libertad para ser libres”. Pues bien, el MLP es un espacio de libertad, se un proyecto pedagógico en acción de la libertad, es un nexo de personas que hacen de la libertad, de la autoejercicio, de su extensión, y de su pedagogía... de la política de la libertad su referencia ética. Y cuando digo que me creo mucho el proyecto MLP lo digo también con todo el convencimiento desacralizador: no es imprescindible, como casi nada, no es absoluto, no es el único, no es el mejor; pero es posible, es divertido, es útil, y es profundamente ético y republicano... constructor abierto y dialogal de un espacio público más cercano a la idea de hacer posible la libre realización personal.

Por eso hoy nos conjuramos con todos vosotros, nos autoconvidamos desde múltiples tribunas, espacios abiertos, versos corales, lenguajes diversos, a levantar las voces de La Cataluña Librepensadora. Preguntémonos: ¿Y si Cataluña ha cambiado? Y si aquella realidad explicada siempre como fractura entre “la Cataluña Catalana” y “la Otra Cataluña” ya no fuera real? ¿Y si la ideología del “kumbayanismo” -con radicales discursos de buenismo por el mundo (siempre con la iglesia por detrás), pero legitimando siempre la orden bienpensante en casa- no fuera más que un engaño de los de siempre para continuar mandando? ¿Y si un país sólo pudiera ser libre con aquella alquímica combinación entre libertad individual de conciencia y la construcción de espacios públicos sobre los valores de la justicia y de la equidad?

Quizás la incapacidad, cada vez más frecuente, para explicar el que pasa en la Cataluña real –los resultados electorales, las dos almas de las izquierdas, el voto al área metropolitana de Barcelona, el supuesto aumento de las simpatías independentistas, la desafección versus Madrid, la celebración del triunfo de “la roja”, el escaso entusiasmo a la calle por la visita del Papa retransmitida soviéticamente por Tv3... -quizás esta incapacidad para entender el país se debe de a que intentamos encajar una realidad nueva, plural, diversa y abierta en los viejos esquemas conceptuales de los años 80, creados como discurso mitológico de la vieja burguesía ramplona para mantener cuotas de poder en su transición del tardofranquismo al pujolismo. Quizás Cataluña ya no es aquella Cataluña.

A partir de los años 90, varias entidades juveniles vinculadas a la educación en el ocio –Esplais Catalans (centros recreativos infantiles), Casals (centros) de Jóvenes de Cataluña, Acció Escolta (boys scouts) de Cataluña– se confederaron progresivamente alrededor de la Fundación Ferrer i Guàrdia, y de un ideario librepensador, articulando la formación de cuadros con la creación de la Escuela Libre El Sol, generando el Grupo Cooperativo Entorn, el proyecto de Ateneos Laicos y Progresistas, atrayendo a CooperAcció y la Fundación Terra, y articulando una amplio tejido de complicidades asociativas –políticas, sindicales, cooperativistas, en el ocio, de pensamiento, cívicas y ciudadanas– como puede ser la Liga por la Laicidad- conofigurando la realidad del Movimiento Laico y Progresista.

Hoy, la madurez y la consolidación del proyecto nos ha permitido dar un nuevo salto hacia adelante haciendo de su Asamblea –La Cataluña Librepensadora- una propuesta abierta de entender y de transformar Cataluña sobre los tres ejes de acción que nos caracterizan: la práctica de la pedagogía librepensadora y la educación con valores; la articulación asociativa, cooperativista y ateneística; y el compromiso ético en la búsqueda de la felicidad individual. Reencontrando en la Cataluña de la segunda década del siglo XXI las palabras de Josep Anselm Clavé cuando afirmava: “Instruíos y seréis libres, asociaos y seréis fuertes, amaros y seréis felices”.

La Cataluña librepensadora: ¿un nuevo relato para la construcción de los discursos progresistas? ¿Una propuesta de debate abierto para recomponer las alianzas entre los actores más dinámicos de la sociedad catalana? ¿Una forma de ciudadanía cívica que ofrece un recorrido vital desde el esparcimiento o el agrupamiento escucha, pasando por el casal de jóvenes, y continuando en el ateneo y la cooperativa? ¿La educación en valores, motor de la revolución sin pasamontañas? ¿El librepensamiento como arquitectura espiritual de la ciudad? Todo esto, y más... La Cataluña Librepensadora es una vivencia, es praxis, es realidad.

Pediría a los miembros de la Candidatura que suban aquí arriba para recibir nuestro aplauso... y mientras suben... Quiero agradeceros a todas y a todos los que compartís estas vivencias transformadoras con nosotros y que hoy sois aquí presentes, y a los más de trescientos amigos que nos han hecho llegar su apoyo. Gracias a entidades sindicales, partidos, activistas culturales, espacios de pensamiento, creadores, ciberactivistas, centros infantiles, agrupaciones escoltas (scouts), casales de jóvenes, cooperativas, ateneos, instituciones, universidades, aventureros, escritores de futuros, cooperantes, diputadas, concejalas, hermanos, compañeros, camaradas, amigos y amigas: ¡Viva la Cataluña Librepensadora, larga vida al Movimiento Laico y Progresista, Libertad, Igualdad y Fraternidad!


Traducción al castellano: El Masón Aprendiz 

2 comentarios:

  1. "Desde esta perspectiva, o te hundes o no te tomas la vida demasiado seriamente. Y yo he tonteado con las dos posibilidades, y he optado finalmente por la segunda"

    Pero veamos .... si no nos tomamos en serio la vida ¿qué es lo que debemos tomarnos en serio? A lo mejor hay más posibilidades, que no incluyan necesariamente este nihilismo.

    ResponderEliminar
  2. Es obvio que no lo dice en un sentido puro o absoluto, solo hay que leer el resto del discurso para darse cuenta que no es ningún nihilista. No comprendo como se puede cojer el rábano por las hojas.

    Botafumiero

    ResponderEliminar

NORMAS DE USO EN LOS COMENTARIOS

Los comentarios están abiertos a todo los lectores, no tienen moderación previa. No obstante en el caso de "anónimos" es aconsejable utilizar un seudónimo identificativo con fin de facilitar el diálogo y las respuestas personalizadas entre usuarios.

No se permite el uso de descalificaciones, insultos o improperios contra personas o instituciones. De producirse, EL MASÓN APRENDIZ se reserva el derecho a eliminarlos y, en su caso, dar razón del hecho.

EL MASÓN APRENDIZ busca con ello facilitar el contraste de puntos de vista diversos con el fin del enriquecimiento mutuo, sin ánimo de imponer opinión, posición o conclusión. Tal como acostumbramos a hacer los masones en nuestras Tenidas.

EL MASÓN APRENDIZ pretende hacer accesible las formas masónicas a todos sus lectores, sean o no masones.

Gracias por visitarnos.

Related Posts with Thumbnails