27 febrero 2010

Giordano Bruno fue un mártir del oscurantismo

Favoreció el libre pensamiento, sostuvo que en el universo hay otros complejos planetarios similares al del sistema solar y que la Tierra se mueve

Filippo Bruno, su nombre real, nació en 1548 en Nola, Nápoles, donde estudió Humanidades y Dialéctica. Luego, a los 15 años de edad, se dedicó a la filosofía aristotélica y a la teología de Santo Tomás de Aquino en la Orden de los Dominicos.

El mayor triunfo de Giordano Bruno fue apadrinar una nueva cosmología. 

El religioso, filósofo, astrónomo y poeta italiano Giordano Bruno, ejecutado el 17 de febrero de 1600, fue una víctima del oscurantismo, debido a sus aportaciones en el campo de la cosmología.
Giordano Bruno, al igual que Galileo Galilei y Copérnico fueron declarados herejes, pese a que su visión del cosmos era correcta.
El monje dominico y pensador italiano Giordano Bruno, quien descubrió que la Tierra gira alrededor del Sol, fue uno de los primeros mártires de la ignorancia.
Filippo Bruno, su nombre real, nació en 1548 en Nola, Nápoles, donde estudió Humanidades y Dialéctica. Luego, a los 15 años de edad, se dedicó a la filosofía aristotélica y a la teología de Santo Tomás de Aquino en la Orden de los Dominicos, donde cambió su nombre por el de Giordano.
Pronto, el joven comenzó a tener problemas al rechazar imágenes de santos y sólo aceptar los crucifijos. En 1566 sufrió el primer procedimiento en su contra por sospechas de herejía.
Huyó a Roma tras ser acusado de desviaciones en la doctrina religiosa y tuvo que abandonar la orden, sólo para sufrir otro embate y huir de nuevo al imputársele el homicidio de otro dominico, muerto en el río Tiber.
Finalmente, después de viajar por Italia y Francia, llegó a Génova y se adhirió a la doctrina calvinista, que no escapó a sus críticas y a la publicación de un escrito en el que acusó a Juan Calvino (1509-1564) de cometer 20 errores en una lectura religiosa.
Bruno fue hecho prisionero hasta que se retractó de lo dicho, y así abandonó el calvinismo, en el que se le acusó de ser contrario a la libertad intelectual, para regresar a Francia, donde fue aceptado como profesor de la Universidad de París en 1581.
Los siguientes años publicó sus dos primeras obras: "Las ideas humanas" y "Cantos circenses". Más tarde escribió "De umbris idearum", "La cena de las cenizas", "Del universo infinito y los mundos", así como "Sobre la causa, el principio y el uno".
Un año después escribió "Los furores heroicos", donde, en un estilo de diálogo platónico y poético-científico, describió el camino hacia dios a través de la sabiduría.
Durante un lustro vivió en diversos sitios donde predominaba el protestantismo como Marburg, Mainz, Wittenberg, Praga, Helmstedt, Frankfurt y Zurich, donde escribió sobre cosmología, física, magia y el arte de la memoria.
Estos años de gran actividad intelectual llevaron a Bruno a demostrar que el Sol es más grande que la Tierra, exponer sus ideas en la Sorbona, enseñar Filosofía en la Universidad de Wittenberg y escribir poemas en el Convento de las Carmelitas, en Alemania.
Bajo la protección de Giovanni Moncenigo, un noble veneciano, Bruno impartió cátedra particular en Italia, pero en 1591 fue entregado a la Inquisición de manos de su protector y dos años más tarde fue encerrado en el Palacio del Santo Oficio en el Vaticano.
Acusado de blasfemia, herejía e inmoralidad, permaneció ocho años encarcelado; mientras se disponía el juicio por sus enseñanzas sobre los múltiples sistemas solares y sobre la infinidad del universo.
Algunos textos afirman que en muchas ocasiones ofreció retractarse de sus acusaciones, lo que no fue aceptado, y finalmente no dio marcha atrás, aunque se desconoce el porqué de su decisión final.
Un mes después de ser llevado ante las autoridades seculares, el 20 de enero de 1600, le fue leída la sentencia que lo declaró herético impenitente, pertinaz y obstinado; fue expulsado de la iglesia y sus trabajos fueron quemados en la plaza pública.
Finalmente, Giordano Bruno fue ejecutado en la hoguera, el 17 de febrero de 1600 en Campo dei Fiori, Roma.
Hoy en día, se le recuerda por favorecer el libre pensamiento, por sostener que en el universo hay otros complejos planetarios similares al del sistema solar y que la Tierra se mueve, lo que rebatía la postura geocéntrica de su época.
Para la crítica, su mayor triunfo fue apadrinar una nueva cosmología, sosteniendo que el universo era eterno en el tiempo, infinito en el espacio y en constante cambio.
Fuente: MILENIO.COM

5 comentarios:

  1. el problema es que seguís siendo muy elitistas

    ResponderEliminar
  2. No se si seremos elitistas, ni a cuento de que viene un comentario de este tipo en esta entrada en concreto, lo que si puedo decirte es que yo doy un simple trabajador que en vez de quedarme como tal me he preocupado por leer, saber e ingresar hace unos años en una logia de la Masonería adogmática y jamás me he sentido minusvalorado por ningún supuesto hermano o hermana elitista.

    ResponderEliminar
  3. Federico Cal y mayor11/04/2011 05:23:00 p. m.

    hola...
    a lo largo de la historia el oscurantismo fue el mas cruelde todos los tiempos por el fanatismo secular de las dotrinas religiosas, como se ha visto y demostrado son muy peligrosas...
    una pregunta Giordano era mason o Iluminati??

    ResponderEliminar
  4. Creemos que ni una cosa ni la otra, con ser un científico y librepensador ya es suficiente.

    ¿No te parece Federico?

    Cordialmente,

    ResponderEliminar
  5. Yo no se si Bruno sabia que el mismo era mason, pero seguro que lo era ,aun sin saberlo.

    ResponderEliminar

NORMAS DE USO EN LOS COMENTARIOS

Los comentarios están abiertos a todo los lectores, no tienen moderación previa. No obstante en el caso de "anónimos" es aconsejable utilizar un seudónimo identificativo con fin de facilitar el diálogo y las respuestas personalizadas entre usuarios.

No se permite el uso de descalificaciones, insultos o improperios contra personas o instituciones. De producirse, EL MASÓN APRENDIZ se reserva el derecho a eliminarlos y, en su caso, dar razón del hecho.

EL MASÓN APRENDIZ busca con ello facilitar el contraste de puntos de vista diversos con el fin del enriquecimiento mutuo, sin ánimo de imponer opinión, posición o conclusión. Tal como acostumbramos a hacer los masones en nuestras Tenidas.

EL MASÓN APRENDIZ pretende hacer accesible las formas masónicas a todos sus lectores, sean o no masones.

Gracias por visitarnos.

Related Posts with Thumbnails